SISTEMA BIOFLOC

La piscicultura es una de las actividades del sector agropecuario que en los últimos años a venido teniendo un significativo crecimiento, donde ha sido necesario el correcto uso y el manejo sostenible de los recursos de ésta actividad. 
Es así que, la creciente demanda de productos pesqueros ha obligado a estos sectores a implementar e intensificar los sistemas productivos con tecnologías amigables y competentes. 
Presentando nuevas alternativas de cultivos sostenibles por medio de una tecnología llamada Biofloc, obteniendo como resultado el buen manejo medioambiental de los recursos hídricos tanto del proyecto en curso como de las fuentes de agua del sector.
Vemos que, uno de los principales problemas de los piscicultores y sus siembras es la acumulación de nitrógeno en el agua, éste, generalmente proviene de las excretas de los peces y en altas concentraciones resultan ser tóxicos para la producción, ya que, retarda el crecimiento de los peces y  ocasiona mortandad.  Ésta actividad inicia un conflicto debido a que, entre más alimento se suministre al hábitat estos producen más excretas y más nitrógeno tóxico se genera.   
Existen métodos que por años se han implementado para lograr eliminar el nitrógeno tóxico; este procedimiento consiste en hacer recambio de grandes volúmenes de agua para disolverlo y evacuarlo. Pero este sistema es altamente agresivo con el medio ambiente, ya que, al verter dichas aguas con altas concentraciones de nitrógeno y otros residuos a las fuentes hídricas  se corre el riesgo de contaminación al medio. Por otra parte, éste método también requiere de relevantes gastos  económicos en combustible para evacuar dichas aguas las cuales pueden llegar a ser dos veces el volumen total del agua del tanque en un día.   
Pero en la última década se vislumbra un método nuevo que brinda la posibilidad de eliminar el nitrógeno tóxico del agua de los tanques y es a través de la tecnología BIOFLOC, el cual se apoya en la utilización de microorganismos que consumen éste nitrógeno y mantiene la calidad del agua.
Otra razón por la cual implementar ésta tecnología en los cultivos piscícolas es que los peces tienden a consumir estos microorganismos rápidamente generando la disminución de las raciones de alimento concentrado y por consiguiente los costos de producción.